¿Por qué pensar en M-Learning para construir tus cursos virtuales?

Mobile_Learning

Tras la aparición del E-Learning, o también conocido como aprendizaje virtual, una combinación de diferentes términos surgió como el producto de implementar diversas estrategias para la distribución y el consumo de contenidos digitales.

Por ejemplo M-Learning

EL Mobile Learning (también conocido como M-Learning) se define como una forma de aprendizaje que aprovecha los dispositivos portables tales como teléfonos móviles, tabletas, PDA, Pocket PC o incluso el IPod, dispositivos que, por lo general, cuentan con una conexión a Internet, y facilitan la interacción, la colaboración, la construcción colectiva, la resolución de problemas, y el desarrollo de capacidades de manera autónoma, ubicua, y en tiempo real.

Mobile_Learning

Este tipo de aprendizaje se logra sin importar donde se encuentra, o a que horas del día puede interactuar el estudiante. Es decir que el M-Learning rompe las fronteras espacio-temporales y permite distribuir contenidos que puedan adaptarse a las necesidades del estudiante en la medida que éste avanza en su proceso de aprendizaje.

Un cambio en el diseño de los contenidos

Un punto importante del M-Learning, radica en la manera que en los contenidos digitales están diseñados, puesto que una primera condición es que se trate de micro-contenidos, es decir, pequeñas capsulas de contenido, que puedan ser fácilmente consumibles en los dispositivos portables, y que sean de bajo peso para que no consuman muchos datos en redes móviles.

Por otra parte deben ser adapatativos, de tal forma que su visualización y la interacción que el estudiante tenga sobre éste no varié, y sea independiente de las dimensiones de la pantalla sobre la que se está trabajando.

Y finalmente deben ser desarrollados para que la interacción principal se haga mediante pantallas touch, es decir, se desvirtúa las posibilidades que pueda ofrecer el mouse.

En conclusión

Antes de desarrollar cualquier tipo de contenidos digital, se debe tener claridad en la estrategia de distribución de estos contenidos, e intentar seleccionar las herramientas más adecuadas para su desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *