¿Realmente está la generación de contenidos digitales excluida de IVA?

Contenidos digitales excluídos de IVA

Desde hace tiempo venimos revisando el tema acerca de la exclusión de IVA para la generación de contenidos digitales, o al menos es así como lo enuncian algunos portales de noticias y blogs.

Nuestro principal interes como empresa de virtualización de contenidos es saber si es válido la facturación sin IVA de nuestros servicios cuando estos se tratan de crear contenidos digitales, o por el contrario nuestra actividad económica no se encuentra excluida de IVA.

Contenidos digitales excluídos de IVA

En un principio y dada ambigüedad que expone el decreto 1412 de 2017, dábamos por hecho que, como creadores de contenidos digitales, nuestros servicios podrían ser facturados sin IVA, pero ahondado un poco más sobre el tema hemos caído en cuenta que no parece ser posible esta facturación sin IVA. Para comenzar entendamos la definición de contenido digital hecha por el ministerio de tecnologías de la información y las comunicaciones MinTic.

Definición de Contenido Digital

Para que un contenido sea considerado como digital, deberá cumplir con las siguientes características, sin perjuicio de otras que para el efecto determine el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones:

  • Su valor comercial no está determinado por los insumos empleados para su desarrollo.
  • Se puede copiar, transmitir o utilizar mediante redes de telecomunicación o herramientas TIC.
  • Obedece a productos de información provistos en formato digital como una secuencia de unos y ceros para ser leídos por un computador y dar instrucciones al mismo, tales como software de computadores, videos, películas, música, juegos, libros electrónicos y aplicaciones.

De igual forma, también este decreto hace énfasis en la siguiente definición:

Software para el desarrollo de contenidos digitales

Se entiende por software para el desarrollo de contenidos digitales el conjunto de programas y rutinas que permiten a la computadora realizar determinadas tareas relacionadas con la creación y producción de contenidos digitales.

En este mismo decreto hay una clasificación de software para el desarrollo de contenidos digitales que no hace falta explorar para poder concluir nuestra hipótesis.

¿Y entonces, estamos excluidos de IVA?

Después de leer a fondo este decreto, y de revisar varias noticias al respecto llegamos a una conclusión.

Pese a la ambigüedad que generan ciertos títulos de noticias asociados a este decreto, la verdad no parece que estén excluidas de IVA aquellas empresas que se dedican a la creación de contenidos digitales.

Lo que dice el decreto, por un lado, es que se excluye de IVA el software necesario para crear contenidos digitales. Si cosas como programas de edición de video, editores gráficos y de código fuente, plugins y/o complementos utilizados para crear contenidos digitales, y más. Por el otro lado, también esta excluido de IVA los servicios de educación virtual (no sé porque complicarnos con tales definiciones solo para decir la compra de cursos virtuales) que sus objetivos de aprendizaje estén relacionados con la creación y producción de contenidos digitales.

Seamos sinceros, la gran mayoría de equipos de trabajo (por lo menos de pequeñas empresas que son la mayoría) utilizan en gran medida software gratuito para realizar estas actividades, o en su defecto licencias compartidas para evitar costos empresariales asociados a estos. Por otro lado, hay una amplia variedad de plataformas y video-tutoriales completamente gratuitos que te enseñan a crear contenidos digitales, sin la necesidad de invertir un solo centavo de tu bolsillo. Entonces me pregunto, ¿a quienes realmente le sirve esta ley?

Por ahora sabemos que a nosotros, y perdónenme la expresión, nos sirve para un culo este decreto, en ningún momento se está pensando realmente en apoyar al sector de la economía naranja. Los creadores de contenidos seguiremos siendo poco competitivos y más cuando se trata de ofrecer este tipo de servicios, que de entrada, son considerados de alto costo por las pequeñas y medianas empresas, y si además a estos les tenemos que sumar el IVA, seguirán siendo inviables para este tipo de empresas, y continuar siendo un tema exclusivo de las grandes empresas que ya cuentan con capital para invertir en las estrategias de virtualización de contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *