¿Qué es una OVA y cómo se construye?

Qué es una OVA

Qué es una OVA

Cuando hablamos de educación virtual, y en especial de plataformas e-learning, se nos vuelve común escuchar el termino OVA, para hacer énfasis a aquellos productos digitales con se construyen como parte de los entregables de un proyecto de aprendizaje virtual.

Pero siempre resultan preguntas de que significa OVA, del cómo se usa, como se construye y qué relación tiene cuando deseamos construir cursos virtuales.  Veamos a continuación el concepto y lo que hay detrás de una OVA.

¿Qué es una OVA?

El término OVA se deriva de Objeto Virtual de Aprendizaje, una herramienta diseñada para crear una unidad de información, coherente y precisa, para un propósito de aprendizaje, que combina elementos de diseño, audiovisuales, de animación, de interacción, de colaboración y participación en un solo lugar.

Cuando se piensa en la creación de un curso virtual, por lo general, este se desglosa en diferentes unidades, con la intención de entregarle a los usuarios una ruta de aprendizaje bien definida. Cada unidad se construye con base en una guía o diseño instruccional que cuenta la manera en que se va a trasmitir la información, los elementos multimedia que serán utilizados, y en ocasiones, la forma de evaluación que será implementada a través de la OVA.

¿Cómo se construye?

En el contexto de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC’s), es habitual encontrarnos plataformas de e-elearning (también conocidas como Learning Management System o LMS por sus siglas) que cuentan con estándares para la distribución de contenido.

Estos estándares apoyan las tecnologías para el desarrollo web, y es a través de éste que construimos nuestros objetos de aprendizaje. Por lo tanto, una vez tenemos el diseño instruccional y se han desarrollado los diferentes elementos gráficos y audiovisuales, un programador o desarrollador se encarga de articular todos estos elementos a través de tecnologías para la web, por lo general basadas en el estándar de HTML 5, que no es más que un stack conformado por las siguiente 3 tecnologías:

  • HTML (en su quinta versión): Para la estructuración del contenido, o equivalente a darle forma al éste.
  • CSS (En su tercera versión): Para darle al contenido estructurado estilo, estética, animación y adaptación a diferentes tamaños de pantalla.
  • Javascript (Apoyado en librerías como JQuery – ya en desuso – o un poco más avanzadas como ReactJS o Angular): Para la interacción del usuario con el objeto de aprendizaje.

Por último, una vez se tiene todo el desarrollo, este se comprime en un paquete que es puesto a disposición del público para su consumo.

¿Cómo se distribuye?

La distribución de una OVA dependerá de las estrategias y las herramientas digitales con las que se están trabajando. La mayoría de los LMS cuentan con la funcionalidad para trabajar con paquetes SCORM, un estándar con el que se ha venido trabajando desde hace tiempo en la educación virtual, y que facilita la manera de compartir contenido. Es así, como el paquete contenido, lo convertimos a un paquete SCORM, que puede ser finalmente subido a un LMS para su distribución.

Finalmente, podemos crear un curso virtual apoyado de las construcciones de múltiples OVA, siendo cada OVA, por ejemplo, una unidad del curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *